Recuperando la atención durante tus partidas

Número 7 del desafío impuesto por Trasgotauro. Ahora estamos en una carrera para recuperar los días en los que, por razones ajenas a nuestra voluntad, no pudimos cumplir con este importante compromiso.

En esta ocasión nos toca hablar sobre la atención de los jugadores durante las sesiones de rol. Muchas veces somos afortunados de narrar para un grupo entusiasta y animado que hace que 6 u 8 horas de juego pasen como si nada. Pero otras veces el grupo parece más pendiente del reloj o del teléfono que de tu más emotiva actuación como PNJ.

Hemos revisado lo que muchos blogs dicen al respecto y aquí les traemos algunos de los consejos más comunes para mantener el interés de sus jugadores durante campañas completas.

Recordemos que, en general, quien tiene toda la responsabilidad de que una partida sea exitosa no es el sistema, ni son los jugadores. El narrador es quien hace el juego, hace que las reglas resulten, las aplica de manera creativa o las cambia a conveniencia. También es quien muestra la historia y decide cómo reacciona el mundo a las acciones de los personajes. Esto no quiere decir que no haya probabilidades de que encontremos grupos terribles de jugadores. Pero si la partida va mal es porque somos aún muy inexpertos o simplemente porque fallamos al evaluar la escogencia de la mesa.

Asumiendo que tenemos jugadores promedio en nuestra mesa, que ya tengan varias sesiones de juego a sus espaldas, y que sigan asistiendo, es normal que algunos vayan perdiendo el interés. En estos casos es hora de aprender a observar.CONTINUUM

Hay dos enfoques que explican lo que los jugadores buscan al jugar rol. Para este artículo usaremos una clasificación que nos resulta más cómoda y es suficiente para dar una idea general acerca del enfoque que vamos a exponer (en alguna otra ocasión hablaremos de la otra). De cualquier forma, lo que estas clasificaciones proponen es observar a los jugadores durante las partidas, sus decisiones, las escenas donde más se destaquen, y hasta sus hojas de personajes, para diseñar sesiones de juego que atraigan su atención. Los tipos de jugadores según la clasificación escogida son los siguientes:

El Power-Gamer

Son jugadores que vienen a la mesa con su hoja de personajes lista y se puede ver que han escogido las combinaciones más eficientes de habilidades, atributos y equipo. Ven a su personaje como una pila de números y datos que quieren ver aumentar lo más rápidamente posible, así que están interesados en lo que sea que el sistema use como premio para los jugadores. Estudian las reglas y crean estrategias para escoger cómo mejorarán a sus personajes: Oro, equipo, objetos mágicos, experiencia. Quieren subir de nivel, obtener las mejores armas y las mejores habilidades. Les gusta un narrador que conozca las reglas y les de oportunidades de que funcionen a su favor.

El Machacador

Normalmente escogen personajes que puedan hacer daño desde el primer momento. Les gustan los guerreros o personajes que causen mucho dolor con cada golpe. Puede que el sistema premie a los luchadores, o use otros criterios para dar experiencia, pero no es lo que a estos jugadores les importa. Lo que querrán será sentir que pueden hacer mucho daño cada vez que recurren a la violencia, y esperan recurrir a ella muy seguido.

El Especialista

Les gusta jugar un solo tipo de personajes y recurren a ellos casi en cada campaña o ambientación. Hay variaciones de estos, pueden ser druidas que usan el poder de la naturaleza, o ninjas furtivos, o nigromantes que levantan a los muertos y usan magia negra. Las reglas son importantes para ellos, pero sólo aquellas que les permitan hacer lo que les gusta. Lo que disfrutan es que durante la sesión haya muchas oportunidades de que su personaje haga las cosas en las cuales se especializa. Hay que tener en cuenta el tipo de personajes que escogen y darles oportunidades para desarrollar sus particularidades: un pícaro o ladrón quiere sentir que es escurridizo e indetectable, un paladín quiere poder imponer el bien y ser premiado por hacer lo correcto, y un druida querrá poder comunicarse con la naturaleza y que su misticismo afecte los encuentros.

El Táctico

Lo más probable es que juegue muchos juegos de estrategia o sea aficionado a cuestiones militares. Les gusta conocer el terreno y las reglas de combate. Movimiento, terreno, distancia, armaduras, daño, armas. Necesita que el combate se sienta lo más realista posible y buscará la ventaja táctica, y muchas veces son los líderes durante las batallas. La consistencia de la lógica y las reglas es lo que más les interesa, ya que necesitan que la victoria sea consecuencia directa de sus decisiones. Con ellos hay que ser muy cuidadosos porque no les gusta cuando otros personajes hacen cosas de manera estratégicamente ineficiente simplemente porque es lo que “su personaje haría”. Lo que buscan en cada sesión es sentir que son ingeniosos y que sus decisiones fueron salvaron el día.

El Actor

Ven a los juegos de rol como un medio de expresión. Se presentan a las partidas con varias páginas de biografía de sus personajes y sus motivaciones, tal vez con un retrato o ilustración. Son esos jugadores que se meten en el personaje y se identifican con ellos, y crean personalidades radicalmente diferentes para cada campaña para explorar sus dotes histriónicas. A veces entran en conflicto con los personajes tácticos o Power-Gamers por basar sus decisiones en cuestiones que percibe que son emocionalmente más importantes para su personaje, y no en lo que la situación realmente requiere. Para ellos, las reglas son un obstáculo, y se entretienen con situaciones donde puedan explorar su personalidad y poner a prueba sus principios. No se interesan en lo que hacen sino en por qué lo hacen, así que lo mejor es darles oportunidades en las cuales sus principios morales se pongan a prueba.

El Cuentacuentos

También se interesa en la profundidad, pero a diferencia del actor, no es el personaje su centro de atención sino la historia. Le gusta más el roleo que las reglas o las puntuaciones, poniendo mucho interés en la narrativa la cual identifica como un libro o una película que se desarrolla con su ayuda. Se enfoca en el juego si siente que la historia se mueve, y pierde rápidamente el interés si la sesión se enfoca en planificación y estrategia. La manera más fácil de entretenerlos es crear subtramas y nudos en la historia, y mantener un movimiento constante. Lo mejor es crear una trama que avance un poco en cada sesión, ya que disfrutan especulando sobre el desenlace.

El Jugador Casual

No se presenta con una hoja de personaje, o lleva una que un amigo le hizo. Muchos dejan a estos jugadores por fuera, pero casi siempre hay uno en el grupo y también son importantes para la sesión. Son jugadores que están en la mesa porque los invitaron, o porque es la única actividad disponible para ese momento, o porque es la pareja de una de las jugadoras. Normalmente son los demás quienes deciden sus habilidades ya que quieren llenar las deficiencias dejadas por los jugadores más especializados, y parecen ser los más distraídos o los que menos interactúan durante las sesiones. Muchas veces sirven como moderadores y árbitros al ser más ecuánimes a la hora de resolver disputas, sin tener que aprenderse las reglas (cosa que no quieren hacer), pero también les gusta permanecer tras bastidores lo más posible. No se debe jamás tratar de sacar a estos jugadores de su zona de confort, sólo tratar de ver cuáles encuentros despiertan su interés.

Creando tu tabla de jugadores

Luego de observar a los jugadores, nos daremos cuenta de que algunos entran perfectamente en la descripción, mientras otros contienen elementos de varias de ellas que pueden llegar a ser hasta contradictorios. De cualquier forma, la clasificación lo que permite es crear una tabla para los jugadores que contenga esta información sobre cada uno y que ayude a planificar la próxima sesión basándose en sus preferencias.Tabla d ejugadores

Una vez creada y rellenada, se nos hace más fácil crear encuentros que satisfagan las necesidades de cada uno y vuelvan a recuperar el interés en las sesiones. De todas maneras, habrá escenas donde algunos jugadores no estarán muy interesados y eso es inevitable, lo que se trata es de equilibrar la cantidad de encuentros que puedan llamar la atención de cada tipo de jugador por sesión. De esta manera, cada uno tendrá su oportunidad de satisfacer sus necesidades como jugador.

Cuéntanos cómo resuelves los problemas de atención de tu grupo.

Dame tu voto en HispaBloggers!

Referencias:

Laws, Robin. Robin´s Laws of Good Game Mastering. Steve Jackson Games, 2002

Anuncios

Un pensamiento en “Recuperando la atención durante tus partidas

  1. Pingback: Los mejores juegos de rol en la actualidad | Rol En Tu Idioma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s